ABC Madrid, July 7, 2018

From The Elvis Costello Wiki
Jump to: navigation, search
- Bibliography -
7475761977787980
8182838485868788
8990919293949596
9798990001020304
0506070809101112
13141516171819 20


ABC Madrid

Spain publications

Newspapers

Magazines

Online publications


-
LUIS VENTOSO - VIDAS EJEMPLARES

Aguante, Elvis

Un tributo a Costello… y tantos héroes anónimos que pasan por lo mismo

translate
Luis Ventoso

En el verano de 2010 fui de vacaciones a Cascais, el pueblo costero de Portugal, con la mujer que quería y quiero (y disculpen esta incorrección política justo en el día del desfile arcoíris). Caía mucho calor, demasiado para un norteño. Pero al alba y por la noche aliviaba. Cafeteando temprano, antes de que aquello mutase en sartén y hubiese que escapar a sus playas –atlánticas, ventosas y de natación imposible–, vimos en un cartel que Elvis Costello tocaba en los jardines de la villa. Compramos dos entradas, que no eran caras. Nunca olvidaré el concierto. Resultó tan encantador que un bardo poco ocurrente, o algo cursi, hablaría de epifanía. Los portugueses son lentos, antiguos, ceremoniosos y muy educados. No han sucumbido –todavía– a nuestra pasión atroz por el ruido y las aglomeraciones. Saben paladear la calma. Costello cantaba en los jardines Marechal Carmona. Caía la tarde y la canícula daba respiro en aquel refugio umbrío, casi un jardín botánico. El ambiente era elegante y relajado, mezcla de genuinos aficionados a la música y personajes de la jetinha lisboeta, como el ministro de Hacienda. Un carrito con guapas y guapos despachaba cócteles. Los espectadores ancianos aguardaban al músico inglés abanicándose en sus sillas de tijera. Salió Costello, trajeado y escoltado por los Sugarcanes, el combo country que lo secundaba en aquel estío, y se paseó por todas las músicas, volando a ritmo de banjo, violín, contrabajo y acordeón. Era como si estuviese cantando en la sala de tu casa. La mezcla de su «New Amsterdam» con el «You’ve got to hide your love away» de los Beatles (léase aquí Lennon) fue extraordinaria, así como la melancolía esquinada de sus clásicas.

Nunca he sido un seguidor constante de Costello, pero siempre lo he disfrutado y admiro su inquietud artística. También me gusta su personalidad, pues su coraza irónico-cínica y su colmillo un poco cabroncete no logran ocultar a un buenazo. Nació en el hospital londinense donde Fleming descubrió la penicilina, «pero me temo que él y yo no hemos supuesto la misma bendición para la humanidad». Declan Patrick MacManus, que así se llama, se ha casado tres veces (hoy con la pianista Diana Krall, tan perfecta como aburrida musicalmente). Reconoce que de mozo fue «un arrogante bastardo» y un picaflor imparable. Tiene sangre irlandesa y es hijo de un personaje de otra época, un trompetista de jazz que era también cantante de variedades. Pero Declan Patrick –perdón, Elvis– conoció la rueda del curro duro: antes de ser redimido por la música trabajó de mozo en un almacén en Elizabeth Arden y luego de informático en un banco.

Ayer, en el sopor de julio, se supo que Costello, de 63 años, sufre «un cáncer agresivo». Varias personas de mi entorno atraviesan también ese campo de batalla. Nunca se publicarán sus historias, que son las de tantos y mañana podrían ser también las nuestras. Pero afrontan su enfermedad con un coraje y una dignidad que los convierte en héroes anónimos. Escribo sobre Elvis para ellos, porque tampoco se me ocurre otra forma de expresarles mi admiración y afecto. Ojalá todos se curen y lo celebremos algún día allá, en los jardines perfumados de Cascais.

-

ABC Madrid, July 7, 2018


Luis Ventoso profiles Elvis Costello and recalls his concert with The Sugarcanes on Wednesday, July 28, 2010 at the CoolJazzFest, Cascais, Portugal.


-



Back to top

External links