Buenos Aires Clarín, April 6, 2002

From The Elvis Costello Wiki
Jump to: navigation, search
... Bibliography ...
7475767778798081
8283848586878889
9091929394959697
9899000102030405
0607080910111213
1415161718192021


Buenos Aires Clarín

Argentina publications

Newspapers

Magazines

Online publications


South America publications

-

ENTREVISTA CON ELVIS COSTELLO

"Esto no es una vuelta a nada"

translate

A los 45 años, el notable cantautor volvió con disco propio y con un sonido tan crudo como el de sus principios. De paso, despotrica contra el rock y explica por qué se maneja con tantos proyectos paralelos.

Sencillamente volví con ganas de hacer esto", dice Elvis Costello. Se está refiriendo a su nuevo álbum When I Was Cruel (Cuando yo era cruel), lo más enérgico que haya hecho desde hace tiempo. Después de colaborar con personajes del jazz y estrellas de ópera, después de actuar en filmes y componer música de cámara, Elvis Costello ha vuelto a lo que los críticos perciben como lo mejor que ha hecho: temas pop tan cultivados como ácidos. Los valores de producción del álbum son absolutamente contemporáneos, sobrios y diversos en cuanto al estilo. Pero la chispa sarcástica y filosa en las melodías de los temas inevitablemente nos lleva a comparaciones con el cáustico Elvis Costello clase 1977, el del álbum This Years Model. La comparación no le agrada en absoluto.

"Esto no es una vuelta a nada", insiste. "Me sorprendería bastante que alguien piense que esto se parece a This Years Model. Es sólo porque tengo una voz enojada, de la misma manera que tengo una cara muy melancólica. Es así y no hay nada que hacer. Incluso cuando niño, siempre me elegían para ir detrás del obispo cuando éste visitaba mi escuela; mi facha era más solemne que la de los demás, no porque fuera más devoto o tuviera mejor conducta, sino porque tenía cara de tragedia. Y creo que este tipo de cosas a uno le ayudan en la vida. De pronto te dan esos roles. Pero hay gran cantidad de humor salvaje en este disco. Sería una equivocación no fijarse en eso".

Cómodo en un bungalow del Beverly Hills Hotel, luciendo un saco de cuero marrón con vetas amarillas y un par de chinelas térmicas, Costello no parece particularmente desdichado. Se nota apenas importunado. Después de un día de entrevistas, deberá volar a Inglaterra para controlar la grabación de su primera composición para orquesta, Il Sogno, con la Sinfónica de Londres.

Sus gustos descabelladamente universales lo han llevado a acumular una cantidad esquizofrénica de proyectos. Que es una de las razones por la cual hacía tanto tiempo que no teníamos un verdadero álbum de Costello. When I Was Cruel es su primer material nuevo sin participaciones de otros artistas desde All This Useless Beauty, de 1996. "Te absorbe totalmente trabajar con Burt Bacharach o escribir una partitura para orquesta", dice. "No son cosas que se puedan hacer a medias. Sería engañar a tus colaboradores y un verdadero insulto para el público. Siento que tener la experiencia de esos proyectos del modo que salieron es algo que me debo a mí mismo. No me preocupa la continuidad de mi carrera. Ni se me pasa por la mente".

Los orígenes de When I Was Cruel, en realidad, se remontan a otro de los muchos proyectos laterales de Costello; la película hecha en 1999 llamada Prison Song. "Una ópera hip hop", como la describe Elvis Costello, concebida por el rapero Q-Tip. El proyecto dió una canción que terminó integrando When I was Cruel: un análisis lúgubre de frivolidad y menosprecio llamada Soul for Hire. También introdujo a Costello en la idea de crear temas con bases rítmicas sampleadas. "Tuve la idea de hacer un kit de batería a partir de los sonidos de un aula de clases" —dice—, "que es donde se rodó una escena del filme. El crujido del papel hacía los platillos y el bombo era el sonido de las sillas que se arrastran en el piso".

"Obviamente, estoy sirviéndome de técnicas que son muy familiares para los que hacen discos bailables", expresó Costello. "Pero para mí son una novedad. Lo que no hubiera sido novedad, sería haber vuelto al estudio con una banda de cuatro rockeros y actuar como si nada hubiese cambiado desde 1994".

Trabajando en Dublín, Costello finalmente desplegó un tratamiento híbrido en When I Was Cruel, mezclando música tocada con grabaciones de ritmos sampleados, programados y procesados. "Esto ha sido influído por lo que suelo escuchar, que no es rock. No me gusta el rock. Todo es cuadrado. No es sutil. Hay mayor valor sónico en el rythm and blues moderno; y en ocasiones, las melodías, particularmente algunas del pop. La gente sigue lamentándose porque no escriben canciones como en los viejos tiempos de Motown pero yo creo que cualquier cosa de Destiny's Child o TLC están a la altura de aquellos temas".

Madurez es lo que subyace en gran parte de When I was Cruel. Otro tema clave es 45, que Costello dice haber escrito el día de su cumpleaños número cuarenta y cinco: "Creo que no hubo borradores. Todo apareció en una tarde. A veces eso sucede y otras, hay que esperar años por un tema".

Mientras que otras canciones son arrastradas, alucinógenas y misteriosas, 45 es notablemente concisa; de una altivez metafísica que exhibe la formidable disciplina de las letras de Costello. Cuarenta y cinco no sólo es la edad del autor, sino que también el año (1945), cuando la generación de sus padres volvió de la guerra para iniciar el baby boom. Y 45 son los discos de vinilo que moldearon la trayectoria de los baby boomers como Declan MacManus, el nombre verdadero de Elvis Costello. Es un tema salvajemente autobiográfico.

"Pero al mismo tiempo, estoy casi seguro de que hay gente que lo escucha y se reconoce", agrega el autor. "Y esa es realmente la intención al escribir una letra. Es una experiencia compartida. Cuarenta y cinco también es un tema alegre. No es para nada una canción melancólica".

Pero la mayor parte de la obra de Costello de los últimos diez años ha estado cargada de melancolía en la persecución, consciente, de géneros musicales para mayores. Su álbum en colaboración con Burt Bacharach (el compositor de clásicos como Gotas de lluvia sobre mi cabeza), Painted from Memory, de 1998, por ejemplo. Y en su trabajo con artistas clásicos como el Brodsky Quartet (The Juliet Letters, 1993) y la cantante de ópera Anne Sofie Van Otter (For the Stars, 2001), Costello inventó un modo lírico sepia completamente suyo.

Parecía que el Costello maduro quería abandonar la exuberancia juvenil del rock and roll para siempre. "Después de que escribí Mighty Like a Rose (1991) me empecé a preocupar por hacer temas hermosos", dice. Había, sí, algo triste en esos supuestos subyacentes, y es la decisión de Costello de que "los mayores de..." no deberían hacer rock and roll. Con una mirada retrospectiva, lo reconoce.

"Me encontraba con un espíritu menos positivo que el actual cuando grabé All This Useless Beauty. En esencia, creía que el juego se terminaba. Pero por supuesto que el juego no se terminó. Me sentía más viejo cuando estaba haciendo el disco que ahora. Sentía que me había desconectado del motor rítmico de la música, porque sentía que era producto de la juventud. Ahora ya no pienso así. Y creo que eso lo saqué en gran parte de los artistas crecidos que hay en el mundo y que son inspiradores. Los últimos dos años de Bob Dylan te dan razones para creer que un artista puede seguir creando. La edad no es importante. Es cuán incisivo seas".

Una de las canciones más dulces del disco nuevo, My Little Blue Window, sin duda se perfila como una canción de amor para su mujer Cait con quién vive desde 1986 en la ciudad de Dublin. "Es acerca de estar con alguien que se cansó del amante sinvergüenza que te rompe las defensas cuando sólo podés ver las cosas desde lo negativo", explica Elvis. "Claro que sólo ves las cosas así porque no podés darte vuelta hacia la luz. Y cuando estás en ese estado, es como mirar a través de un cristal azul. Ese es el artilugio poético de la canción. Y sé que es verdad, porque usé anteojos azules durante dos años y me puse terriblemente depresivo. Recuerdo que cuando conocí a Barbara Orbison hace unos años, antes de conocer a Roy, ella dijo: sos la única persona, aparte de Roy, capaz de sentarse en un oscuro y atestado restaurante usando anteojos azules".

Ahora que Costello está de vuelta con ánimo de música agresiva, ¿seguirá así?

"Espero que no, por supuesto", se ríe. "Ser así todo el tiempo es insoportable. Es algo que sólo te puede pasar de vez en cuando. Mi próximo disco será totalmente distinto. Es por eso que la vida sigue siendo interesante y no se vuelve una rutina. Sé que no son buenas noticias para las compañías discográficas, porque siempre quieren un disco igual al que tuvo más éxito. Pero seamos realistas, nunca funcioné de esa manera".

Traducción de Cecilia Benítez


Tags: When I Was CruelThis Year's ModelIl SognoLondon Symphony OrchestraAll This Useless BeautyBurt BacharachPrison SongQ-TipSoul For Hire45Painted From MemoryThe Brodsky QuartetThe Juliet LettersAnne Sofie von OtterFor The StarsMighty Like A RoseBob DylanMy Little Blue WindowRoy Orbison

-

Clarín, April 6, 2002


Alan Di Perna interviews Elvis following the release of When I Was Cruel.

Images

2002-04-06 Clarín photo 01.jpg
PRESENCIA. Costello dice que de niño siempre lo ponían detrás del obispo. "Mi facha era más solemne que la de los demás." (Foto: EFE) Lo fueron limpiando los años

-



Back to top

External links