Busca Musica, October 31, 2003

From The Elvis Costello Wiki
Jump to: navigation, search
... Bibliography ...
7475761977787980
8182838485868788
8990919293949596
9798990001020304
0506070809101112
1314151617181920


Busca Musica

Spain publications

Newspapers

Magazines

Online publications


European publications

-

Elvis Costello

Lugar de celebración: Festival de Jazz de Granada (España)
Fecha: 30 de octubre de 2003.
Fecha de publicación en BuscaMusica.org: 31 de octubre de 2003


translate
Oficina de Prensa del Festival

Uno de los grandes artistas de todos los tiempos, el británico-irlandés Elvis Costello, actuó anoche en el Palacio de Congresos abriendo el programa paralelo de la XXIV edición del Festival de Jazz denominado "World jazz". Tres cuartos de entrada saludaron a uno de los iconos del pop de los setenta, que tras una carrera tan larga como independiente se ha reconvertido en un elaborado compositor y un sentido interprete de baladas a tumba abierta.

"De la piel para dentro mando yo", cantaba el filosofo y experto en psicotoxicología Antonio Escohotado, afirmación con la que Declan Mcmanus, alias Elvis Costello, no debe de estar muy de acuerdo tras pasar una racha amorosa, al parecer devastadora a juzgar por lo resultados sonoros. Los dos conciertos que ha dado en España, más el show-case de presentación de hace unos meses resumen en directo el lastimado contenido de North apenada colección de canciones compuestas entre chica y chica, entre la antigua miembro de The Pogues Cait O`Riordan y la cantante canadiense de jazz Dianne Krall , de cuya carácter agreste dejó buena cuenta en el festival de Jazz: a una de sus intransigentes órdenes en directo respondió el batería con una marcha militar, fue su último concierto con la Diva. Con este panorama probablemente tenga Costello que recurrir de nuevo a la terapia discográfica en breve.

North fue grabado entre abril y mayo de este año en Nueva York sobre las canciones que anoche sonaron en el Palacio de Congresos granadino, canciones con la escalofriante intimidad de un amante dolido en plena caída libre emocional, hasta que apareció la luz (en este caso rubia platino) al final del disco: comienza con una canción titulada 'You Left Me in the Dark' (Me dejaste en la oscuridad) y acaba con un tema llamado 'I'm in the Mood Again' (Vuelvo a sentirme bien); en el concierto, aún sin demasiadas diferencias rítmicas, los dos temas son momentos clave porque consiguen transmitir ambas sentimientos. Empequeñecido por un escenario gigantesco, asistimos a su lado más íntimo como vocalista y descarnado como persona, un entorno perfecto para el recogimiento y el silencio, aún más profundo en la gran bóveda del Palacio, y ocasionalmente sólo roto por los aplausos, uno diría que casi solidarios con el ponente.

Pocas veces son las privilegiadas ocasiones en las que asistimos, poco más o menos, al parto de una canción, y es que en estos conciertos sonaron tal y como "le tocaron en el hombro" según declaraba ayer. Aunque anunció la gira con mayor austeridad incluso, a piano y voz sólo, le ha salido sobre la marcha el guitarrista que llevaba dentro y completa tanto con la eléctrica como con la acústica.

Los exquisitos arreglos para cuerda y orquesta que enriquecen gustosamente el disco no tienen correlación con el directo, dejando aún más magras las canciones, y reduciéndolas a piezas casi esquemáticas sobre las que Costello llora mientras que las acompaña sobre todo rítmicamente; su pianista lleva todo el peso armónico con algunos, pocos, espacios para improvisar sin demasiada impronta jazzística (salvo en 'When green eyes turn blue'). En esta tesitura Costello se sitúa a medio camino entre un cantautor y el crooner que en ocasiones juega a querer ser con su dorado metal de voz y su perfectísima afinación. Sus seguidores más pop descubrirían que su voz se mueve ahora en tonos más bajos, y lo hace con mucha mayor naturalidad, en un registro más adecuado como vehículo para el repertorio que canta en estos conciertos, y que canta, además, excepcionalmente bien.

Una formación corta tan adaptable, la "unidad sonora mínima" que acuñó Robert Frip, permite un cambio continuo de repertorio en cada presentación a la búsqueda del ambiente ideal, y aún partiendo del terrible contenido de su última edición, ha ido cogiendo forma noche tras noche, con incorporaciones que Costello escogió por su disponibilidad a dejar grasa en el intento, como ocurre con el 'Almost blue' que pudimos escuchar reducido a su mínima (e insuficiente) expresión (y es que el pop, tan deshuesado, se queda casi en nada). También sonó como novedad el tema que da titulo al disco y que paradójicamente no está incluido en él, reservándoselo el artista sólo para sus conciertos, un North con aires de duelo, que con 'Fallen' fueron los momentos más melancólicamente hermosos de la noche. De una larga noche de más de dos horas, que se hizo corta en realidad, pero cuya segunda mitad no aportó gran cosa a lo escuchado en la primera.

La leyenda cuenta que su pianista de toda la vida, el miembro de los Atractions Steve Nieve, estaba orgulloso de haber escuchado tan solo dos discos en su vida cuando empezó: uno de T. Rex y otro de Alice Cooper. Desde entonces sin duda ha escuchado mucha más música pues toca con el romanticismo y la distensión que requiere la ocasión (su expresividad exagerada) es digna de los fraguel), sobre una lectura casi naf por su sencillez del legado bluessy de (muy al) fondo; en algunos momentos dispara leves efectos desde el midi y hasta toca la melódica. El otro 50% del espectáculo no hizo gala en ningún momento de su irascibilidad ni mal humor si no más bien todo lo contrario, fue amable locuaz y hasta divertido. El Costello desgarbado e iracundo que retrató Greil Marcus en su imperecedera 'Rastros de carmín' ha dejado paso a un tipo de mediana edad respetuoso y sosegado que ha encontrado en los tiempos, de medios para abajo, la paleta perfecta para poder expresarse sin tapujos, y sin obligarse por las servidumbres del mercado. Hace muchos años aseguraba en sus discos que 'no contenían éxitos' , pero eran números uno; ahora no lo dice y simplemente no necesita ser un superventa, que con los tiempos que corren parece ser uno de los más groseros insultos que se le pueden hacer a un artista. El que quiera escucharlo y hurgar de la piel hacia dentro que lo haga, el resto ya tiene el nuevo de Rosa para ser feliz.


Tags: Palacio de Congresos de GranadaNorthThe PoguesCait O'RiordanDiana KrallYou Left Me In The DarkI'm In The Mood AgainWhen Green Eyes Turn BlueAlmost BlueFallenThe AttractionsSteve NieveGreil Marcus

-

Busca Musica, October 31, 2003


Busca Musica reviews Elvis Costello and Steve Nieve, on Thursday, October 30, 2003 at Palacio de Congresos de Granada, Granada, Spain.

Images

2003-10-31 Busca Musica photo 01.jpg
2003-10-31 Busca Musica photo 02.jpg
Photos credit:Oficina de Prensa del Festival

-



Back to top

External links