La Nación, August 4, 2002

From The Elvis Costello Wiki
Jump to: navigation, search
- Bibliography -
1975767778798081
8283848586878889
9091929394959697
9899000102030405
0607080910111213
14151617 18 19 20 21


La Nación

Argentina publications

Newspapers

Magazines


-

Elvis Costello, rockero a pesar suyo

El cantante vuelve al camino solista después de siete años, con "When I was cruel"

Adriana Franco

translate

Casi desde el comienzo, cuando parecía entrar en la mismísima ola del punk rock, Elvis Costello trató de desembarazarse del mote genérico y, tal vez, hasta del rock.

Mientras la ola del momento venía con gritos y aullidos, él presentaba letras más trabajadas. Iba en otra frecuencia. Ya en su segundo disco, "This year´s model", allí estaba él, anteojos grandes, saco y corbata, apuntando con una cámara fotográfica sobre un trípode. Mirando, registrando, en ese tamaño de impacto del vinilo, a quienes iban a escucharlo.

Hoy lo tiene, tal vez, más claro. En una entrevista por la salida de su nuevo disco, "When I was cruel" (el primero en casi siete años sin un colaborador haciendo de contrapeso), confesó que el rock "simboliza hoy para mí la música pomposa y pretenciosa que ya no soporto". Palabras fuertes.

Claras muestras ha dado de su desinterés por los rótulos. Trabajó con Burt Bacharach y grabó un álbum con la mezzosoprano Ann Sofie von Otter y con el grupo de cámara The Brodsky Quartet.

Ahora, el hombre de los anteojos puso un fragmento de "Un bacio é troppo poco", en la voz de la italianísima Mina, en el tema que da nombre a la placa. Título que parecería dar el tono de este disco de un ya no tan cruel hombre de 47 años que comienza a ver otras cosas y que confiesa en la canción que "era mucho más fácil cuando era cruel", mientras suena un vibráfono.

No es la única pista de que pasa por un momento reflexivo. De otra de las canciones, "45", con la que abre la placa, cuenta que fue escrita cuando cumplió esa edad. La cifra le sirve para hacer un link con el año en que finalizó la Segunda Guerra Mundial y con el recuerdo de los discos de 45 rpm. La ha descripto como una canción "aritméticamente autobiográfica". Una interesante definición.

Con buenas antenas, cierra el disco con "Radio silence", una balada que cuenta la historia de un hombre que irrumpe en un estudio radial y, atemorizando a conductores e invitados, trata de decir algo relevante para darse cuenta luego de que también él queda enredado en la trama de un hablar por hablar.

Compañeros de años

Costello se nutre de viejos compañeros. En estos Impostors que grabaron con él y que lo acompañan ahora en sus presentaciones en vivo suenan nombres conocidos.

Allí están el baterista Pete Thomas y el tecladista Steve Nieve (miembros, ambos, de The Attractions) y el bajo está a cargo de Davey Faragher. Falta sólo Bruce Thomas (con el que no quedó en las mejores relaciones) para completar aquel trío que debutó con el excelente "This year´s model", el disco de la mencionada cámara fotográfica.

Aunque a él no le guste, el disco suena a rock. Al menos, a su estilo. Y no a Bacharach ni a mezzosopranos. Incluso con Mina. Hay guitarras distorsionadas, gran presencia del bajo y es muy rítmico. La grabación básica se hizo en seis días, en un estudio de Dublin, con bajo, guitarra y batería. Más tarde, Nieve sumó los teclados.

Guitarra explosiva

La guitarra es explosiva en "Tear off your own head" y aparece también en los dos episodios de "Dust", en los que al ritmo preciso se suma una guitarra filosa. En el segundo se encuentra con variados bronces.

El rock and roll (mal que le pese) vuelve a dar su presente en "Dissolve" y, especialmente, en "Daddy, can I turn this?, casi garaje rock, que recuerda a su segundo álbum, apoyado en versos que dicen cosas como: "Ella te da cachetadas como una pandereta". Termina, abrupto, rotundo, cortante, para enganchar con el más andante "My little blue window" y encontrar sonidos latinos en "Episode on blonde", también con memorables intervenciones de los bronces y un órgano Hammond.

En tanto, "Alibi" se apoya en un groove con cierta reminiscencia reggae y hasta su voz de irlandés marca el tiempo volviéndose un tanto hipnótica cuando repite el nombre e implora: "Deténganme si han escuchado esto antes".

Aunque no haya repetición, sí hay ecos de su carrera dispersos entre los temas.

El disco, si aún no puede competir con aquellos primeros frescos y fundantes, es un auténtico Costello. Porque tiene variaciones, distintos ritmos y climas, pero mantiene un tono general y su particular sentido del humor, que hace gala de ingenio e inteligencia en sus letras que, lamentablemente, no han sido incluidas en el librito interno.

Un disco que mantiene el espíritu de banda tocando casi en vivo, fresca, pero que no teme experimentar con loops o incluir a Mina. Este es el rock entendido a la manera de Elvis Costello.

-

La Nación, August 4, 2002


Adriana Franco reviews When I Was Cruel.

Images


2002-08-04 La Nación photo.jpg
Costello no renuncia, en sus composiciones, a un sentido del humor que lo caracteriza foto: Photo credit: La Nación.

-



Back to top

External links